lunes, 17 de noviembre de 2014

Tabaquismo. Síndrome de Abstinencia a la Nicotina

Dejar de fumar es una tarea que necesita de nuestro esfuerzo y debemos estar preparados cada día, por un lado, combatir los deseos de fumar y por otro lado, a contrarrestar los efectos secundarios del abandono del cigarrillo y los síntomas de abstinencia.
Tranquilidad ante todo, restemos dramatismo a mis palabras, tendremos unas jornadas difíciles y si sabemos cómo, podremos superar esta drogadicción y alcanzar la libertad de un ex-fumador.

Durante los años de tabaquismo haz estrechado lazos entre la nicotina y tu cerebro, cuanto más años y mayor número de cigarrillos fumados mayor es ese vínculo, llegando al punto de no poder realizar tarea alguna si no es con la presencia de nuestros amigos envueltos en fino papel. Como ya te hablé en post anteriores, el cerebro es un órgano a que le gusta la ley del mínimo esfuerzo, y cada día has estado suministrando dosis de nicotina y se a acostumbrado a estos niveles externos de sustancia ( alcaloide), y en el caso de interrumpir su suministro responderá con el Síndrome de Abstinencia.

El síndrome de abstinencia a la nicotina está compuesto por una amplia variedad de síntomas y te puedo asegurar que son muchos y variopintos:

Sueño dificultoso.
Irritabilidad.
Intranquilidad.
Necesidad imperiosa de fumar.
Nerviosismo.
Agitación.
Malestar.
Ánimo irascible.
Dificultad de concentración.
Dolor de cabeza.
Aumento del apetito y de peso ( tema para comentar ).

Y un sinfín de más síntomas que puede ser muy amplio, y surge la pregunta 

¿ CÓMO PODEMOS LUCHAR CONTRA EL SÍNDROME DE ABSTINENCIA ?

Lo más importante es la ACEPTACIÓN, ser conscientes que todos esos síntomas son consecuencia directa de la interrupción del suministro de nicotina, tu médico puede aconsejar la utilización de métodos alternativos para el abandono del tabaco, existen medicamentos, chicles, parches que pueden  hacer este abandono más llevadero, así como la psicoterapia. Puedes y debes contar con el asesoramiento de los especialistas, piensa que todos buscamos lo mismo, fomentar lo buenos hábitos encaminados a conservar y aumentar tu bienestar y salud.

Además puedes hacer uso de consejos que van muy bien para superar estos síntomas, paso a relatar algunos que te serán muy útil:

Evita el café, te y el alcohol, al menos los dos primeros meses.

Evita las comidas copiosas, abundantes.

Evita salir de copas, al menos el primer mes.

Evita la compañía de fumadores, y si es inevitable, ruégale que no fumen junto a ti.

Toma infusiones, tisanas de hiervas naturales, manzanilla, valeriana, por su poder ansiolítico.

Practica algún deporte o haz largas caminatas, aumentaras la producción de serotonina, endorfinas, que ayudarán a sentirte bien.

Habla, comenta con amigos y familiares como te sientes, valorarán tu esfuerzo y serás un buen ejemplo para muchos.


Siempre haz de tener presente que eres más fuerte que el cigarrillo y que algo tan pequeño no puede ser más que tú, estos síntomas serán muy fuertes los primeros días, intensos el primer mes, y a partir del segundo bajarán de forma considerable. Siempre valdrá la pena, tu esfuerzo te hará libre de las cadenas de una adicción que mata a millones de personas en el mundo cada año, y estarás aumentando tus años de vida y seguro que al menos, sumarás salud a esos años.
Aquí, en el blog, tienes tu espacio y puedes cometer, decir todo aquello que te apetezca, somos muchos y todos queremos que te unas a nosotros. Hay un mundo sin tabaco y ahí quiero que te vengas a vivir.

Un saludo. Jesús Moreno.