miércoles, 3 de febrero de 2016

Seis meses sin fumar

Sin fumar seis meses, es una fecha mágica que parecía que nunca llegaría, pero afortunadamente el tiempo pasa y todo al final llega.
Apenas recuerdas el cigarrillo y eso tiene una doble lectura: por un lado, la adición está superada y tu organismo ni necesita ni recuerda la nicotina, los receptores de tu cerebro han perdido cualquier vestigio de activación, por otro lado corres el peligro porque has bajado las defensas frente a la necesidad de fumar, aumentó tu confianza y el sentimiento que el peligro pasó, y aquí radica el problema.
Dejar de fumar es la mejor decisión que has podido tomar por tu salud.
NO DEBES BAJAR LA GUARDIA. Sigues teniendo los receptores de nicotina en tu cerebro, algo que no tienen activados los no fumadores, pero que nosotros tenemos " dormidos ". Debemos tener claro que somos EX FUMADORES, y esto será para siempre, un sólo cigarrillo puede hacer despertar todo el mecanismo y recaer en el vicio más infame contra tu salud.

No quiero que en mis palabras encuentres un motivo de preocupación, es sólo tener claro a lo que nos enfrentamos y que la lucha durará toda la vida, pero bien es cierro, cada vez con menor intensidad. a cambio, tu cuerpo estará agradeciendo tu esfuerzo y a estas alturas los beneficios de dejar de fumar son más que evidentes:

Menos resfriados y catarros.
Respiras con más facilidad. Tus pulmones han recuperado un 30% de capacidad.
Menos cansancio y mayor resistencia frente a esfuerzos.
El riesgo de enfermedad cardiovascular sigue descendiendo.
El riesgo de cáncer de pulmón y de otros órganos disminuyen día a día.
El dinero que estás ahorrando lo puedes dedicar a algún capricho.

No bajes el control y cada mañana al despertar regálate una respiración profunda y nota como tus pulmones se cargan de aire sano y limpio, tu ropa ya no huele desagradable, tu aspecto físico es mejor y tendrás el rostro sonrojado imagen de un buen estado de circulación sanguínea.
Disfruta de tus seres queridos y piensa cuanto humo de tabaco le has ahorrado respirar.

Suerte y buena salud.
Un saludo. Jesús Moreno.