jueves, 29 de septiembre de 2016

Fumar y el deporte



" Fumar Mata ", la nota en cada cajetilla de cigarrillos es clara y no deja espacio a las dudas.
En internet tenéis páginas llenas de como afecta el tabaco a tu organismo, como daño a tus órganos y células, yo prefiero hablar de los efectos en tu día a día y como repercute en tu calidad de vida.

En cada calada de cigarrillos está absorbiendo cientos de sustancias tóxicas, que daña tu cuerpo y dificulta el desempeño normal de su funciones. Los radicales libres producidos en el humo son capaces de alterar el ADN de tus células, provocando daños irreversibles en forma de tumores.






Si haces deporte o no, el daño se sigue produciendo. El monóxido de carbono dificulta tu respiración normal, restando el aporte de Oxígeno a tus células, por eso te sientes más cansado que un No Fumador. Estás añadiendo dificultades al proceso de respiración normal. Si sumamos la mayor producción de mucosidad y la mayor incidencia de catarros y resfriados, que durarán mucho más tiempo que aquel que no fuma.

Si practicas algún deporte, el tabaco es un problema que dificulta tus progresos:

Menos Oxígeno, menor rendimiento.
Mayor tiempo de recuperación.
Dolores articulares.

Además en una contradicción absoluta. haces deporte para sentirte bien, tener mejor capacidad y mejor estética, y fumas perjudicando todo lo anterior, el humo del tabaco envejece, daña tu piel, la arruga, la menor capacidad capilar hace que tu sangre no nutra adecuadamente tu piel. Perderás el tomo sonrojado y el brillo, estarás apagado y pálido.


Los beneficios de dejar de fumar comienzan a producirse en el mismo momento que apagas ese último cigarrillo. Tu organismo está preparado y cuenta con sistemas de limpieza y una alta capacidad de regeneración.
En un par de semanas recuperarás el brillo de tu piel, respiras mejor, rendirás más en el deporte, te recuperarás antes, y el Oxígeno, que es vida, llegará con menos dificultades a cada célula de tu cuerpo.

No importa los años que lleves fumando, siempre será muchísimo mejor y tú lo sabes, déjate ayudar y piensa que siempre puedes hacer algo por tu salud, y dejar de fumar es la mayor decisión que puedes hacer por ti y por tus seres queridos. Y por todos, ayudarás a mantener un aire más limpio y también ayudas a los fumadores pasivos que tragan tu humo de segunda mano.

Consulta con tu médico, él puede ayudarte a vivir mejor y más.

Un saludo. Jesús Moreno.