domingo, 5 de octubre de 2014

Tabaco: Una verdad Incómoda

Primero se debe desterrar la idea que tanto yo como este blog son parte de una "caza de brujas" de las personas fumadoras, no es esa mi intención. Todas los individuos son libres de tomar las decisiones que les apetezcan, únicamente este blog tiene como misión ayudar a quienes quieren dejar este vicio que conlleva un riesgo real de peligro sobre su salud.


dejar de fumar,abandonar el tabaco,cigarrillo,asco fumar


Imagen: El día que decidí dejar de fumar. En ese justo momento. 15 sept. 2014.

El 70% de los fumadores manifiestan que les gustaría dejar de fumar y el 99% reconoce que el hecho de fumar conlleva riesgos para su salud, eso es evidente. Entonces ¿ Por qué se sigue fumando ?, la respuesta es simple: " Es una droga y la adicción a la nicotina impide dejar de fumar ". Ante esta realidad muchos fumadores se mienten pensando que les gusta fumar, que no les hará perjuicio, que tal vez lo deje algún día, etc...

Cada uno que haga con su cuerpo lo que quiera, somos libres y la libertad es para mí un derecho Fundamental, pero para quienes desean abandonar el tabaco, como a mí me ocurrió, desde estas páginas podrán recibir información, consejos y apoyo para alcanzar ese objetivo.

Yo cumplo mi primer mes sin fumar y no tengo más que buenas palabras sobre cómo me encuentro.
Era un fumador empedernido, si has leído los post anteriores podrás verlo, creía imposible mi vida sin tabaco, además de casi inalcanzable una vida sin fumar.

Me levantaba cada mañana y en menos de 2 minutos ya tenía mi primer " amigo " en mis labios, por supuesto antes de tomar café y de asearme. A partir de ese momento cada 20 ó 30 minutos se repetía ese acto automático de prender un nuevo cigarrillo.
Placer no creo que a esas alturas tuviera al fumar, puede que algo el de después de comer con el café y poco mas.
Cuando ahora miro atrás pienso que si fumara ahora de nuevo, con sólo 2 ó 3 me serían suficientes para pasar una jornada completa. Ya en otras ocasiones que intenté dejar de fumar pasó, pero no me engaño, si vuelvo a a caer repetiré la misma historia, y no serán 3 serán 30 los que fumaría de nuevo.
Aquí no hay medias tintas o fumo o no fumo, esa es la cuestión, y después de meditar un tiempo y valorar pros y contras tomé la que considero a mi humilde parecer la más sana y lógica:

ABANDONAR A MI FIEL AMIGO.

Pienso que no hay nada peor que tener miedo, si al enemigo lo temes será mucho más fuerte; y de igual modo, si pierdes el miedo lo vencerás y serás libre. Analiza estas palabras, son sabias y te pueden ayudar bastante.

Yo siempre llevaba, desde hace muchos años, una bandolera colgada para llevar todas las cosas necesarias cuando salía de casa: Pañuelos de papel, llaves, caramelos, chicles y a mis fieles amigos, una cajita de plástico, a modo de pitillera, con mis 30 cigarrillos liados al estilo casero para pasar el día y 2 mecheros o encendedores. ¿ Por qué 2 ?, fácil, por el miedo a quedarme sin fuego y así asegurar mi suministro puntual de nicotina. INCREÍBLE. 

Imagina mi enganche físico y emocional al tabaco, si un domingo me levantaba y no tenía pan , inventaba otra alternativa para no tener que bajar a la calle, pero si se acababan los cigarrillos, la cosa adquiría tintes dramáticos. En menos de 10 minutos estaba raudo adquiriendo a mis amigos.

Habrás leído mucho sobre los beneficios de dejar de fumar, que son variados y muy gratificante, hoy sólo de hablaré de uno: LIBERTAD. Ya no llevo la bandolera, no necesito espacio extra para llevar mis bártulos, con mis bolsillos del pantalón me sobra, camino más cómodo, con menos peso y lo mejor, me siento libre, no tengo que hacer mis cigarrillos, no tengo que asegurar su suministro, no siento cada 15 minutos esa llamada a encender el siguiente, no tengo encendedores, no corro cada mañana en busca de ese fiel amigo, se acabó por fin: LE PERDÍ EL MIEDO Y AHORA ME SIENTO LIBRE

Seguirá. Un saludo.
Jesús Moreno.